Etapas

Etapas (2)

Monday, 31 October 2011 20:59

El camino de Santiago del bicigrino

Written by

La Web del bicigrino nació espontáneamente y impulsada por la ilusión y el anhelo de realizar mi primer camino de Santiago en bicicleta. En el año 2006 cuando comencé a diseñar las primeras páginas para plasmar en ellas la preparación de mi aventura, poco podía imaginar que ese paso desencadenaría en lo que ahora mismo es el sitio del BICIGRINO y el movimiento que se ha desarrollado a su alrededor.

En esta sección encontrareis la descripción de los caminos que he realizado hasta el momento. El contenido de cada uno de los apartados se basa principalmente en mi experiencia personal y en las sensaciones vividas durante mi bicigrinaje.  He pretendido en todo momento narrar mi aventura y recopilar los datos necesarios para facilitar la tarea a quien sueñe con realizar el camino en bicicleta en cualquiera de sus variantes.

Progresivamente iré añadiendo aquí cada uno de los caminos que consiga realizar.

Este año 2011 otra vez me he dejado llevar por las circunstancias y aunque tenía previsto realizar otro camino (El Portugués) por segundo año consecutivo he tenido que cambiar de planes y dejarlo para mejor ocasión. 

Este año repetiré el camino que realicé en el año 2008 , EL CAMINO DEL NORTE POR LA COSTA, y la idea es darle una segunda oportunidad porqué en esa ocasión no me acabó de llenar y también explorar un trazado con más lógica para los bicigrinos pues en el anterior camino me obsesioné con hacerlo por trazado original "de los peregrinos" y no siempre era el mejor sitio para ir en bicicleta. Esta vez pretendo buscar alternativas lógicas para hacerlo en bicicleta con cierto criterio.

Podéis seguir mis andanzas en directo en el siguiente blog ....

Saturday, 27 August 2011 18:02

Etapa 1, Sant Jean Pied de Port - Zubiri

Written by

SAINT JEAN PIED DE PORT - ZUBIRI           (52,86  Km.)

Velocidad media: 8,97 Km./h.

Velocidad máxima: 61,60 Km./h.

Kilómetros total : 52,86

Tiempo total: 5:53 h.

Resumen etapas

 


 

 Cruzar los Pirineos representaba para los primeros peregrinos que procedían de tierras lejanas, un auténtico reto. Hoy sigue siendo una de la etapas más duras del Camino, pero también una de las más bellas.

Saint Jean Pied de Port, es una bellísima localidad francesa, donde confluían las tres grandes vías Jacobeas dentro del territorio francés, la que partía de Paris, la que lo hacía de Le Puy y la que procedía de Vecelay. 

Esta localidad de gran tradición peregrina, conserva una Ciudadela fortificada en lo alto de la colina, que fue construida en el año 1628, y un casco antiguo situado en su falda, que no tiene desperdicio. 

En Francia es posible reservar en los albergues y al ser la primera etapa reservamos en el albergue L'Esprit du Chemin, por recomendación de mi amigo José Antonio. 

Iniciamos la etapa temprano, hacia las 7:30 de la mañana, la etapa es la mas dura del recorrido y nosotros bicigrinos inexpertos y entusiastas estamos deseosos de echarnos al camino y iniciar nuestra aventura.

Los 2 primeros kilómetros es un fuerte ascenso por una estrecha pista asfaltada, señalada como Chemín de Compostela oRoute de Napoleón A 5.3 kilómetros de la salida se hallaHuntto, una pequeña aldea y último lugar que ofrece algunos servicios. Aquí es conveniente aprovisionar agua. A partir de aquí la pendiente se hace más pronunciada y el paisaje empieza a abrirse con imponentes ondulaciones y paisajes alpinos.

Normalmente todos los ciclistas hacen esta etapa por carretera dada su dureza, pero la información que habíamos recibido respecto al bellísimo paisaje y el desconocimiento unido a la valentía del que comienza nos hizo elegir esta ruta. Y aunque fue duro, ahora no me arrepiento en absoluto y si hago el camino otra vez en el futuro la volveré a hacer sin lugar a dudas.

Encontramos una pista de tierra con una fuerte pendiente y pronto desembocamos en una carretera asfaltada, que nos conduce hasta la Virgen de Biakorre. Hasta 12 kilómetros de fuerte ascenso se deberán superar para alcanzar el collado deBentartea o paso de Napoleón, en cuyo lugar una fuente que se deja a la izquierda es la referencia que conduce, después de un pequeño descenso, hacia una zona forestal con unos bosques de hayas preciosos. Más tarde y tras un cruce de caminos a la derecha se llega al collado de Lepoeder.

Ya en territorio español, estamos ante uno de los paisajes más bellos del camino de Santiago y desde aquí ya se puede vislumbrar el valle de Roncesvalles.

Desde aquí elegimos la variante que conduce a Ibañeta(derecha) y nos dirigimos a la capilla del Salvador donde podemos contemplar el monumento a Roldan y encaminarnos por la carretera a la colegiata de Roncesvalles.

En Roncesvalles por ser punto de partida de muchos peregrinos, es posible que no encontremos plaza y nos aconsejarán continuar hasta Espinal, (te indican que es un camping) pero no confundirse que es un albergue en toda regla con sus literas y todo.

Después de conocer la colegiata y obtener el preciado sello, iniciamos el descenso al valle del Arga a través de bosques de hayas y pinos. De vez en cuando atravesamos las primeras cercas con puertas (para que no se escape el ganado) y el maravilloso paisaje se ve interrumpido por bellas localidades como Burguete y Espinal donde confundidos con la idea de que tenemos que dormir en un camping en tiendas de campaña o algo parecido (error por nuestra parte) continuamos camino y nos encaminamos al alto de Mezkiritz que coronamos y después de pasar por las localidades de Bizkarreta y Lintzoain nos disponemos a ascender el alto de Erro por una subida con mucha piedra suelta y rampas bastante duras.

Encontramos el monumento al Japonés muerto en el camino y después de pasar por varios bosques preciosos, iniciamos el rápido y peligroso descenso por un camino con mucha piedra suelta hacia Zubiri, al cual accedemos atravesando el famoso puente de la rabia. Por cierto el día que nosotros llegamos como presagiando el nombre del puente en medio había un enorme perro que nos miraba muy atento pero que por suerte no nos hizo ningún caso.

En Zubiri encontramos plaza en el albergue municipal, atendido por Loli que nos recibió muy bien y nos dejó la llave del frontón anexo para que pudiéramos guardar las bicicletas tranquilamente a plena confianza. La cena en el bar de un polideportivo cercano, menú del peregrino bastante correcto.